MyTSP

Sí es posible una forma positiva de baja laboral voluntaria

 

Realmente, el plantearse hoy en día abandonar de manera voluntaria un puesto de trabajo, puede llegar a considerarse hasta una excentricidad, pero después de leer cientos de artículos sobre estrategias y consejos para conservar un empleo, me apetecía hablar sobre cómo realizar una salida elegante de una compañía.

Hablo de ese punto en el que el trabajador es consciente de que el lazo que le unía a su empresa está roto y necesita un nuevo proyecto, nuevos retos y otros entornos. En muchas ocasiones un cambio de proyecto es necesario y lícito, nos proporciona nuevas experiencias y nos enriquece profesionalmente.

Una vez tomada la decisión del cambio, es importante hacerlo de una manera correcta y elegante, es muy probable además que volvamos a coincidir con ex compañeros y ex jefes, o que en algún momento determinado necesitemos volver a colaborar con ellos o pedirles ayuda o referencias, por tanto es de suma importancia mantener cierta “urbanidad laboral”. Tanto si has estado a gusto como a disgusto debemos mantener una salida lo más correcta posible, este hecho es un indicador importante de nuestra profesionalidad.

Por tanto, proponemos tener en cuenta ciertos criterios para que esta salida se realice de la mejor manera posible tanto para el trabajador como para la empresa.
 

  • Tiempo. Es de suma importancia respetar el preaviso pactado con la empresa, habitualmente, en España, oscila entre dos y cuatro semanas. La empresa no tendrá por sorpresa un rol vacante y tendrán tiempo para reorganizarse y buscar un sustituto.
     
  • Negociación.Revisar todos los flecos pendientes: días de vacaciones, remuneración variable, etc. Lo ideal es poder acordar con la empresa una solución sin tener que llegar a la vía judicial.
     
  • Sustituto. En muchas ocasiones, las empresas piden colaboración al trabajador saliente para buscar a su reemplazo, en definitiva es el que mejor conoce el puesto, incluso puede tener colegas interesados en dicha vacante.
     
  • Información.Es muy positivo y es una aspecto que las empresas agradecen enormemente, el hecho de traspasar la información a la persona que lo sustituye o a alguien del departamento para que no queden flecos, ni asuntos que sólo el trabajador conocía. Así, además, se evita que en un futuro tengan que volver a contactarle para consultar aspectos de su anterior trabajo.
     
  • Presencia. Tanto física, como mental y emocional, es importante que hasta el último día de contrato, el trabajador cumpla con sus obligaciones, sobre todo porque serán días altamente estresantes, debido al traspaso de información y es lógico que parte de nuestros pensamientos estén en el nuevo proyecto.
     
  • Contactos. Siempre es interesante mantener los datos de contacto de nuestros ex compañeros, nunca sabemos si en un futuro los volveremos a necesitar.
Soy consciente de que muchas veces el dar todos estos pasos no es posible, bien porque la empresa no acepta del todo el abandono del empleado o bien por la responsabilidad de determinado puesto. A menudo, la empresa “abandonada” prefiere que la salida del trabajador se produzca con carácter inmediato. De todas formas, sea cual sea la situación o las circunstancias concretas, es importante siempre ser conscientes de lo endogámico de muchos sectores y de lo pequeño que es el mundo laboral, para mantener a lo largo del proceso la elegancia que hemos mencionado al principio.

Se trata de algo que realmente beneficia nuestros propios intereses y que incluso, puede que con el tiempo, nos ayude a encontrar nuevas oportunidades de negocio o proyectos profesionales. También nos ayudará en el caso de que futuros empleadores pidan referencias sobre nuestros anteriores empleos. Por ejemplo, en el trabajo diario de una consultoría de selección es muy común que, a lo largo de un proceso, pidamos referencias y llamemos a las empresas en las que el trabajador ha desarrollado su labor. Por eso el dejar un buen recuerdo profesional es vital.

Talent Search People Abandono de trabajo
 


Rating: 2.8/5

COMMENTS



Efectivamente, es de suma importancia hacer las cosas bien, siendo noble y sobre todo, cumpliendo con toda la reponsabilidad. Actualmente yo estoy en proceso de abandonar la empresa en la que trabajo voluntariamente, porque por motivos personales me mudo a otra ciudad, y la verdad es que es un placer saber que estás haciendo las cosas bien, que quien venga a sustituirte va a recibir la mejor formación posible y que la empresa, incluso en un momento así y valorándote muchísimo como empleado, te apoya en tu decisión y te agradece toda la lealtad mostrada. Yo tengo la conciencia muy tranquila y sé que me voy sabiendo que he hecho un muy buen trabajo, a todos los niveles.
By Eider on January 15th 2013

POST A COMMENT


Your name: *
Your e-mail:
(won't be shown)
Your comment: *
Security: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
See offers