MyTSP

Las ventajas y el orgullo de ser ciudadano europeo

 

Mi participación la pasada semana en la Bilingual People Fair de Londres y mi experiencia profesional en los últimos dos años, me dan el pretexto para este artículo: “Las ventajas y el orgullo de ser ciudadano europeo” (en momentos de crisis de la identidad europea).

Como muchos de los jóvenes de mi generación, llevo una vida marcada por la adhesión de Portugal a La Comunidad (Portugal entró con España, poco después de que yo cumpliera un año de edad). Desde entonces vengo beneficiándome de todas las ventajas de ser ciudadano europeo:
 

  • Me beneficié de la abolición de fronteras físicas entre Portugal y España y, como tal, de muchos viajes a Galicia, mucho marisco y muchos juguetes españoles en Navidades, y todo el año.
     
  • Crecí en un mercado único y así conocí muchas marcas, productos y cadenas europeas como Zara, Mango, H&M, El Corte Inglés, Ikea, Decathlon, Ryanair, entre muchísimas otras.
     
  • Estudié en una universidad europea (al abrigo del programa Erasmus, como lo han hecho casi 3 millones de europeos, desde su creación).
     
  • Después de haber creado una asociación de jóvenes en mi ciudad, incluso antes de legalizarla, me beneficié del programa Juventud en Acción, participando en jornadas con jóvenes europeos de más de 30 países, en lugares como Inglaterra, Italia, Lituania y España.
     
  • Viajé y conocí 8 países y, a los 27 años, no he tenido nunca ni 1 pasaporte. Y, como otros jóvenes de mi edad, paso fines de semana en ciudades europeas sin perder el tiempo en aduanas y casas de cambio.

  •             Orgullo de ser ciudadano europeo
  • Resido en una ciudad europea donde no tuve dificultad en encontrar trabajo, donde la burocracia para trabajar se resumió a una cola de 5 minutos para sacarme un NIE y donde la única dificultad fue el hecho de tener 4 apellidos.
     
  • Trabajo en una empresa de 45 personas, donde más de la mitad son extranjeras. Utilizo a diario 3 idiomas para comunicarme con ellas y aprendo a convivir y trabajar con personalidades tan distintas y con opiniones diversas de 18 nacionalidades diferentes.
     
  •  Mi novia es española y no me preocupa en absoluto si, en el futuro, mis hijos serán portugueses, españoles o catalanes, si vivirán en Portugal, España o en otro país europeo, ya que tendrán los mismos derechos.

Mi nacionalidad es portuguesa, nunca la niego, pero soy ciudadano europeo. La ciudadanía europea nunca se sobrepone a nuestra nacionalidad. De hecho, la hace especial y le añade derechos. Muchas veces me siento un verdadero embajador de Portugal.

Europa, como cualquier persona de cincuenta y pico años tendrá sus crisis de identidad, pero no me imagino a un Portugal o a una España fuera de Europa. Ni a un portugués o un español sin las ventajas que su ciudadanía europea le aporta y sin sus euros en el bolsillo (por muy pocos que sean).


Rating: 3/5

COMMENTS

POST A COMMENT


Your name: *
Your e-mail:
(won't be shown)
Your comment: *
Security: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
See offers