MyTSP

6 señales que delatan tus nervios en la entrevista de trabajo

 

Aunque los nervios en la entrevista de trabajo son muy difíciles de evitar, hay que hacer un esfuerzo por mantenerlos “a raya”. Veamos a continuación 6 señales que evidencian tu estado de nervios en la entrevista de trabajo. Si eres consciente de lo que tú haces en esos casos, y tratas de evitarlo, te estarás haciendo un favor enorme. Y tu entrevista laboral irá aún mejor.


Tocarse la cara, jugar con el pelo, etc

Es algo que normalmente nadie se da cuenta que hace, solo si te han dicho una vez que haces eso podrás fijarte y te darás cuenta de que es verdad. Normalmente se toca la cara, nariz, oreja, pelo, etc. y muchas más veces o de forma más acentuada ante preguntas que digamos provocan estrés o inseguridad. El único modo de evitarlo es detectar que se hace y ser consciente de ello y practicar en situaciones que provoquen estrés, ansiedad, inseguridad, etc. para que intentemos evitar eso.

Nervios en la entrevista de trabajo - Jugar con el pelo

Jueguecitos con algún objeto

Hay quien aconseja tener un boli en la mano para que así, al tener algo agarrado, se evite lo anterior. Bueno, lo que puede ocurrir es que el estrés y ansiedad se traspase al objeto elegido y este te delate igualmente. Lo que suele suceder es que se cae el boli, se rompe el objeto (ejemplo: papel), haces ruido con el objeto, etc.  Eso es, por un lado molesto, y por el otro, ante variaciones en el “juego”, estás dando señales de más nerviosismo.
 

Mucho “ojo” con las miradas

Sobre las miradas hay muchísimo escrito, tanto que al final casi que es mejor no obsesionarse con ello. No obstante, mejor tratar de mirar al frente, al entrevistador directamente. Pero sin hacerlo de forma hostil ni muy inquisitoria. Una mirada agradable, con una sonrisa en la boca, es la mejor receta.
 

Sudores y colores faciales

Las reacciones fisiológicas también son normales. Para evitarlas, en la medida de lo posible, se puede usar ese día desodorantes más fuertes, ropa oscura que disimule los cercos del sudor, etc. Si lo que sudan son las manos, llevar un pañuelo de tela dentro de un bolsillo y meter la mano en él para secarla con disimulo antes de estrechar la mano.

En cambio “ponerse colorados” es más difícil de disimular. Aunque en ese caso las chicas lo tienen más fácil, utilizando el maquillaje.
 

Temblores y tartamudeos

Hay personas que literalmente tiemblan en la entrevista o tartamudean o que incluso se quedan enganchadas al tratar de hablar. Normalmente aquí se necesita mucha práctica para reducir este tipo de comportamiento.

Un buen seleccionador tratará de calmarte, pero como no todos son así no puedes dejarlo en sus manos. La solución tratar de enfrentarte a situaciones incómodas para eliminar este comportamiento: hablar con desconocidos, ir a poner una queja, etc. En estos casos, lo único que puedes hacer es ponerte en situaciones que te generen estrés y ansiedad. Sólo así puedes ir “adquiriendo tablas”, y cogiendo confianza en ti mismo.
 

Hablar a un ritmo diferente

Normalmente se tiende a hablar de forma más rápida y acelerada. Esto tiene sentido porque nuestro cerebro se estresa y automáticamente da la orden de ir más deprisa para acabar cuanto antes con esa fuente de estrés. Aunque también hay casos en los que se habla mucho más despacio o dando rodeos porque no se puede pensar con claridad debido a la tensión.

De nuevo se impone la práctica. Como en el punto anterior, si te sometes a situaciones de estrés, irás adquiriendo práctica. Y menguarán tus nervios en la entrevista de trabajo.
 


  • En la actualidad 3.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 3/5

COMENTARIOS



Gracias por la información,en mi opinión,lo principal es ir tranquilo y ser uno mismo.
By curso manipulador de alimentos gratis on 28 Mayo 2015

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas