MyTSP

Modelos de liderazgo

 

Son muchas y todas válidas las maneras de gestionar un equipo humano. A continuación, vamos a mostrar algunos de estos estilos de liderazgo.

El liderazgo autocrático. Se trata de un estilo de liderazgo autoritario en el que el líder hace latente su poder sobre las personas que se encuentran a su cargo. Bajo este modelo de liderazgo, algunos trabajadores pueden mostrar recelo ante este sistema aunque puede que tengan más ventajas que desventajas.

El liderazgo burocrático. Este estilo está basado en las reglas. Todas las premisas deben cumplirse rigurosamente para cumplir con el plan establecido. La principal ventaja de éste modelo es su capacidad para minimizar riesgos en todos los sentidos.
Liderazgo carismático. La energía y vitalidad son los principales distintivos de este modelo, el cual genera entusiasmo en los componentes del equipo. Sin embargo, este tipo de líderes creen más en sí mismos que en sus “subordinados” y ello puede generar situaciones de conflicto. Se trata de un modelo muy dependiente de la figura del líder.

Liderazgo democrático. Todos los miembros del equipo tienen oportunidad de aportar o contribuir en el proceso de toma de decisiones. Sin embargo, el líder es el que toma la última decisión. Se trata de una vía útil para fomentar el desarrollo de habilidades de los miembros del equipo y mantenerlos motivados y satisfechos.

Liderazgo “Laissez-faire”. Este tipo de líderes dejan a sus miembros de su equipo trabajar por su cuenta. Se trata de un modelo que ofrece resultados si se trata de trabajadores con iniciativa y experiencia. En caso contrario, supondría algo de riesgo.

Liderazgo orientado a las personas/relaciones. Se trata de un estilo participativo en el que el líder aporta organización y soporte, aparte de contribuir al desarrollo de las aptitudes de las personas de su equipo. Este modelo da poder a los integrantes del equipo y fomenta su “participación creativa”.

Liderazgo natural. Se trata de un líder que no se autodefine ni es percibido como tal. Se trata de un modo democrático a la hora de gestionar equipos ya que sus miembros tienen una participación activa en la toma de decisiones. El líder ejerce dicha figura a raíz de una necesidad; se encuentra al servicio del equipo. Fomenta los valores de las personas.

Liderazgo orientado a la tarea. El objetivo de dichos líderes es asegurarse y contrastar que el trabajo ordenado ha sido realizado y ha cumplido con las expectativas. Se trata de un sistema muy metódico en el que se prioriza la organización, planificación y control por encima de la motivación de los componentes del equipo.

Liderazgo transaccional. En este modelo, los componentes del equipo se comprometen a obedecer a la figura del líder a la hora de llevar a cabo las tareas. Debe responder ante él cuando algo no se desarrolla según lo establecido. Se focaliza en el cumplimiento de los objetivos a corto plazo.

Liderazgo transformacional. El líder transformacional ejerce de figura inspiradora entre los miembros de su equipo y les transmite su energía y entusiasmo. Paralelamente, el líder necesita sentirse apreciado y valorado por las personas que se encuentran a su cargo.

No existe uno mejor que otro, tan solo son diferentes. Lo que diferencia un buen líder de otro es su capacidad para adaptarse a los miembros de su equipo e identificar el modelo que mejor podrá encajar con ellos y extraer su mayor rendimiento al tiempo que su mayor motivación y plenitud.



  • En la actualidad 3.44/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 3.4/5

COMENTARIOS

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas