MyTSP

Consejos para afrontar una entrevista (De consultora a candidato)

 

Cómo afrontar una entrevista de consultor a candidato

La llamada telefónica

No siempre se da la importancia suficiente al primer contacto con la persona que te va a entrevistar. En alguna ocasión, este hecho puede ser suficiente para no concertar una entrevista con el candidato en cuestión. Por lo tanto, es importante tener en cuenta lo siguiente:

A la hora de contestar la llamada, adopta un tono correcto y adecuado.

Si recibes la llamada durante tu jornada laboral o en un momento inoportuno y no te sientes cómodo para hablar, lo más adecuado es comentar al entrevistador que te llame en otro momento o si le puedes devolver la llamada más adelante.

Debes ser conciso y responder claramente a las preguntas que te realicen así como preguntar posibles dudas que tengas sobre la vacante. En el caso de que te contacten de manera directa sin que te hayas inscrito en ninguna oferta, lo ideal sería que pudieses tener acceso a una descripción escrita de la oferta, esto te ayudará a preparar la futura entrevista.


Antes de la entrevista
Si consigues concertar una entrevista presencial,  ¡bien! Esto significa que la primera impresión ha sido positiva y que debes continuar en esta línea. Para llegar con la mayor tranquilidad posible a la entrevista presencial, el día previo a la cita con el/la consultor/a o cliente, debes realizar una pequeña labor de estudio y preparación sobre la empresa y el puesto:
 
  • Sobre la empresa: en primer lugar debes dirigirte a su página web y conocer su actividad, sector, productos, etc. También es recomendable indagar los valores de la empresa: es más que probable que en la entrevista presencial se trate este aspecto y lo ideal sería que tus valores se acerquen lo máximo posible a los de la compañía. Además, esto te dará una primera idea sobre la imagen que quiere transmitir la empresa.
     
  • Sobre el puesto: analiza toda la información que tengas sobre la posición a la que optas: oferta en portales web, descripción del puesto, etc. Revisa la misión del puesto y los aspectos críticos y repasa qué funciones has realizado en tus trabajos anteriores que se asemejen más a las requeridas. También es importante que te informares sobre los criterios competenciales del puesto. Por ejemplo,  si solicitan un candidato con dotes de liderazgo o de trabajo en equipo, sería interesante que mentalmente repases algún caso o proyecto en el que hayas participado y acredite que posees dichas competencias. Improvisar esto en la entrevista presencial puede ser bastante más estresante.
     
  • Sobre los idiomas: si al leer los requisitos ves que se solicita inglés o alguna otra lengua, es más que probable que se realice algún tipo de prueba durante la entrevista. Por lo tanto, también será muy positivo que practiques el idioma haciendo un pequeño repaso de las funciones que actualmente desempeñas, por qué te interesa el puesto, etc.

El día de la entrevista

Una vez llegado el día de la cita, estarás mucho más tranquilo si has realizado la labor de preparación previa de la misma. Con lo cual, solamente tendrás que cuidar algunos aspectos básicos:

 
  • La vestimenta, peinado y maquillaje, han deser lo más discretos y correctos posible. Con ello se pretende que el entrevistador se centre en el currículum y no en otros aspectos.
     
  • La puntualidad es totalmente imprescindible y en caso de que surja un imprevisto ajeno que haga demorarnos, es muy conveniente llamar por teléfono y avisar al entrevistador explicándole la situación; por eso también es importante acudir a la entrevista con el teléfono y la dirección de la empresa. El hecho de llegar puntual a una entrevista, te ayudará a ganar puntos de entrada, ya que con ello, suponemos que el candidato es responsable y organizado.

La entrevista
 
  • Una vez se inicia la entrevista, debes cuidar el lenguaje verbal y no verbal. La expresión verbal debe ser correcta, sin caer en ningún caso en vulgarismos ni en un lenguaje excesivamente coloquial. Al mismo tiempo, tu postura corporal ha de transmitir tranquilidad, es decir, trata de sentarte recto, de no cruzar los brazos nimoverte en exceso, etc.
     
  • Durante el repaso de tu trayectoria profesional, responde claramente a las preguntas que te planteen, evita responder con monosílabos,  trata de no interrumpir el discurso del entrevistador y en la medida de lo posible, deja que él  lleve la iniciativa de la conversación.
     
  • Para cerrar la entrevista, debes mostrar interés por el puesto en cuestión y agradecer la entrevista. Además, siempre es valorable que realices algunas preguntas como las posibilidades de promoción, cuáles serán los siguientes pasos en el proceso de selección, etc.
     

¡Espero que estos consejos os sean muy útiles y os ayuden a conseguir vuestro puesto de trabajo ideal!


Classificação: 3/5

COMENTáRIOS



Me parece muy práctico lo que aquí se explica. Me gustaría saber qué impresión da el buscar trabajo en una ciudad distinta de la que se reside, como en mi caso. Gracias
By Leticia Fernández on 30 Noviembre 2011


Hola Leticia,

Muchas gracias por tu comentario; respecto a la duda que me planteas, si en principio tu disponibilidad para acudir a entrevistas e incorporarte es suficiente, no debería existir ningún problema.
By Belén Díaz-Terán on 18 Enero 2012


¿Es prudente preguntar el motivo de no haber conseguido pasar la selección? Creo que si supiera exactamente qué no ha gustado podría mejorarlo para futuras entrevistas... A veces sólo te contestan con un correo estandard... ¿Qué debo hacer entonces?
By Anna on 24 Febrero 2012

UM COMENTáRIO


Seu nombre: *
Seu e-mail:
(Não se mostrará)
O seu comentario: *
Segurança: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Veja ofertas