MyTSP

La búsqueda de empleo estacional

 

A lo largo de nuestra vida, hemos crecido con la convicción de que son nuestras decisiones las que finalmente acaban determinando nuestro destino, tanto personal como profesional. Pero no hay que olvidar que, a veces, los momentos importantes de nuestra vida no se deberán necesariamente las cosas que hagamos, también a las cosas que nos ocurran. Ello no significa que no podamos actuar para cambiar el rumbo de las cosas, al contrario, debemos hacerlo y poner todo nuestro empeño en ello. Sin embargo, hay que estar preparado para todo.

Ello es aplicable a muchas situaciones de nuestra vida pero la búsqueda de empleo es uno de esos procesos en los que no nos podemos permitir esperar a los acontecimientos que están aún por venir, se debe actuar y con convicción. Si bien es cierto que pueden existir condicionantes externos como un despido en un momento complicado del año, problemas económicos o familiares, etc. Al final, está en nuestras manos el poder de reconducir las situaciones.

A menudo el verano es una época en que las personas buscan trabajo con el inicio de un nuevo ejercicio en el horizonte. En estos casos, ello requiere disponer de un buen conocimiento del mercado laboral y sus tendencias. Según los expertos en recursos humanos, es recomendable realizar dicha búsqueda en los primeros meses de verano con los objetivos fijados de cara al mes de septiembre. Cabe tener en cuenta que la mayoría de empresas paran o bajan a mínimos su actividad durante el mes de agosto. Por lo que finales de julio acostumbra a ser una época de finalización de tareas y planificación para septiembre.

Las empresas suelen realizar sus contrataciones en septiembre o bien en enero, ya que son los dos momentos del año en que las empresas, dependiendo de su sector y su ámbito de actuación cierran y aprueban los presupuestos para un nuevo ejercicio y suele ser el momento en que se deciden abrir o eliminar plazas vacantes.

Pero según el portal RRHH Digital, hay que tener en cuenta que no todas las empresas funcionan de la misma manera, ya que algunas ofrecen puestos de trabajos no estacionales y estacionales. Anteriormente, hemos hablado de los primeros pero en verano es cuando un mayor número de de vacantes estacionales se abren. Se suele realizar la contratación para estas últimas durante los meses de mayo y junio. Ello significa que  durante los meses de marzo y abril, los candidatos deben empezar a planificar, organizar y “moverse”. Los sectores en los que aumenta el movimiento laboral durante los meses de primavera y verano son los relacionados con el turismo, la hostelería y la restauración.

Como vemos, existen mejores y peores momentos para la búsqueda de empleo, pero volviendo al hilo de lo que mencionábamos en el párrafo inicial, también existen condicionantes que pueden marcar nuestro destino, en este caso, laboral. Puede que el número de plazas vacantes de una empresa esté cerrado, pero nadie puede prever que por cualquier tipo de razón, una quede libre en cualquier momento. Es cierto, son hipótesis, aunque no imposibles. Como vemos, es cierto que pueden suceder cosas que determinen nuestro destino, pero no por ello debemos dejar de actuar.


Classificação: 3/5

COMENTáRIOS

UM COMENTáRIO


Seu nombre: *
Seu e-mail:
(Não se mostrará)
O seu comentario: *
Segurança: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Veja ofertas