MyTSP

Duelo

 

Más habitual de lo que nos gustaría es hoy en día la pérdida de empleo, pero ¿cómo afrontar ese momento? Según un artículo que leí hace tiempo, en el blog online-psicologo.com, una buena manera de superar situaciones que nos sobrepasan sería elaborar un proceso de duelo.

La palabra “duelo” significa “pérdida”, pero no necesariamente “muerte”. El hecho de ser despedido se vive también como una pérdida, igual que ocurre con el final de una relación, o cuando no se cumplen nuestras expectativas (por ejemplo, si suspendemos ese examen que nos falta para licenciarnos).

Tu trabajo no es únicamente una fuente de ingresos, también te posiciona socialmente, te facilita una nueva red de contactos y te proporciona un lugar para el desarrollo individual, por tanto es conveniente elaborar el fin de la relación laboral de una manera adecuada. Psicológicamente el atravesar de manera ordenada las distintas fases del duelo, nos ayuda a asumir las pérdidas, a poder hablar de ellas y en cierta medida a salir reforzados mentalmente de la situación.

Pasaremos a ver las fases del duelo en orden cronológico y trataremos de encontrar similitudes con la pérdida de empleo:
 

 

 

Fase de shock. Cuando la persona recibe la noticia de la pérdida. Poniéndonos en situación: mi jefe acaba de llamarme a su despacho y de la mejor manera posible (aunque puede que no siempre sea así) me plantea que, lamentándolo muchísimo, han de prescindir de mis servicios como empleado. En esta fase, los síntomas que podemos percibir no son sólo mentales sino también físicos. De hecho, se llama “fase de shock” porque se produce una sobrecarga en nuestro organismo que nos produce un cortocircuito a nivel emocional y físico: lágrimas, mareo, desmayo, cambio de humor, etc.
 

 

Fase de rabia y culpa. Tras el shock inicial. llega el momento de atribuir responsabilidades. Normalmente esta atribución inicial suele ser de tipo interno, es decir, uno se culpa a sí mismo. Aunque, es más que probable que, al poco tiempo de la atribución interna inicial se pase  a realizar una atribución a nivel externo: mi jefe me tenía manía, está claro que nunca le gusté…. ¿Pero realmente es el momento de buscar culpables? Claramente no, olvídate de posibles favoritismos de tus superiores, realiza un examen o una auditoría interna y repasa qué podrías mejorar en tu rendimiento, ¡pensemos en positivo!


Fase de percepción disfuncional de la realidad. En esta tercera fase, se produce una confrontación directa entre lo sucedido y la percepción de nuestro mundo. No asumimos el hecho de no tener empleo. Nos puede costar el comunicar la noticia a amigos y familiares, el levantarnos por la mañana y no tener una rutina diaria, la falta de responsabilidades y retos


Fase de aceptación. Se produce al asumir lo sucedido. Una vez transcurridas las fases de shock, rabia y culpa y de percepción disfuncional de la realidad, el duelo como tal llega a su fin, por delante tendremos la dura tarea de buscar empleo, rehacer nuestro curriculum, preparar entrevistas, continuar nuestra formación… Pero, mentalmente, habremos asumido la situación de pérdida y esto nos hará más fuertes a nivel psicológico. Creedme si os digo que, en muchas ocasiones, esto se llega a detectar en una entrevista: una actitud derrotista o pesimista puede llegar a cambiar tu percepción de un candidato, puede que no lo consideremos emocionalmente fuerte para asumir un trabajo con alto nivel de estrés o responsabilidad. Por eso es importante cerrar etapas y poder aprender algo de situaciones adversas como esta que hemos expuesto.

 
¿Qué os parece? ¿Cómo habéis vivido vosotros situaciones de este tipo?


Classificação: 2.8/5

COMENTáRIOS



Me parece muy útil. Gracias por los consejos. Personalmente la situación en la que me encuentro, y al parecer más personas, es que a pesar de la formación, experiencia, aptitudes, afan de superación, ... no encuentro un empleo. Después de afrontar la bomba emocional que supone la pérdida de empleo, te encuentras con que no te llaman ni para hacer entrevistas de trabajo. Es muy muy frustrante. Luego lees artículos en los que te animan a que estudies un máster o aprendas inglés. ¿Y si ya lo has hecho y a pesar de ello no encuentras empleo? Nunca he estado parada: trabajar o estudiar, estos últimos años ambas cosas a la vez. Creeme que soy de las personas más optimistas del mundo y capaz de superar muchos retos pero la realidad es que muchos de nosotros nos encontramos en un callejón sin salida porque sencillamente no hay empleo. Gracias por estas palabras de ánimo y apoyo. Cualquier comentario que ayude a afrontar esta situación que describo es más que bienvenido.
By Carmen on 6 Marzo 2012


Estoy de acuerdo en todo lo que comentas, he vivido todas las etapas que bien describes, hace unos años estas etapas eran mas cortas, actualmente bajo mi punto de vista, tenemos que intentar hacerlas aun muy cortas, y seguir, seguir, seguro que no llevaremos muchas frustraciones, o no recibiremos llamadas, o llegaremos a finales, y nos contrataran, pero tenemos que seguir, seguro que llega el día y se esta en el momento adecuado, ese día es el que no tienes que dejar escapar y poner todo lo que tienes en ello. Muy buen articulo.
By Domingo on 15 Marzo 2012

UM COMENTáRIO


Seu nombre: *
Seu e-mail:
(Não se mostrará)
O seu comentario: *
Segurança: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Veja ofertas