MyTSP

¿Qué diferencia a los comerciales de una consultora de RRHH del resto de sectores?

 

Cuando hablamos de recursos humanos nos referimos a todas aquellas tareas relacionadas con la selección, contratación, formación y retención del talento (siempre talento y no trabajadores, cuando se trata de retención), en una empresa. Y aun así, teniendo en cuenta todos estos factores, muchos empleados del sector de Recursos Humanos se denominan como los “olvidados”.

Si bien es así, desde el punto de vista del perfil comercial, esta definición no cobra ningún sentido. Hasta ahora habías trabajado en distintas áreas profesionales y de pronto, cuando aterrizas en una consultora de RRHH, el sector del capital humano, aprendes a apreciar todas aquellas horas invertidas (que antes no imaginabas que existían) en encontrar la persona que aportará un valor añadido a tu empresa.

¿Qué diferencia un perfil comercial que trabaja en una consultora de RRHH del resto?

Algunas de las diferencias que podemos encontrar entre la actividad comercial de los RRHH y otros sectores son las siguientes:

 - Factor persona: un comercial de una consultoría de recursos humanos siempre venderá talento, que va atado a las personas. Y como siempre, las personas somos impredecibles.Esto comporta todo lo bueno que aporta el cruce de personalidades, como los imprevistos last minute que cualquier candidato puede darte en un proceso de selección.

 
​​- Servicios: la diferencia entre vender productos y servicios es muy señalada. Cuando hablamos de términos intangibles como el talento, como comercial debes conseguir que el cliente que tienes delante deposite una gran confianza en ti y en tu equipo.

 - Tiempo: el tiempo debe ser el factor más preciado de nuestro cliente. Y él/ella debe entender por nuestra parte que, gracias a nosotros, va a ganar mucho tiempo. Somos ágiles y tenemos una variedad de recursos casi ilimitados para alcanzar los objetivos de selección.

 - La fidelización: este es uno de los mayores retos para un comercial del sector de Recursos Humanos. Debemos entender nuestra relación con el cliente como una relación de confianza y por consiguiente, que nuestro/a cliente/a también la entienda así. Esto sólo se dará con un trato profesional y natural a la vez, así como con un trabajo impecable.

 - Empatía: todos, alguna vez en nuestra carrera profesional, nos hemos visto involucrados en un proceso de selección. Aunque desde el punto de vista comercial nos preocupamos de nuestros clientes, debemos empatizar también con todos los candidatos que tenemos activos en procesos. Entender sus necesidades y sus preocupaciones, de manera que el trato sea mucho más personal por ambas partes.


Como comerciales, si conseguimos recalcar estos cinco puntos en nuestra actividad diaria, conseguiremos que nuestro cliente se sienta “menos olvidado”.

Como un cliente me dijo una vez: “del sector siempre se aprende, son las aptitudes y el conocimiento lo que cuenta, tanto para productos como para las personas”.

Escrito por Marina García | Account Manager

 


  • En la actualidad 2.21/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 2.2/5

COMENTARIOS

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas