MyTSP

7 hábitos que nos alejan del éxito

 

Éxito: “del latín exitus Salida, Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.” Así es como se define el éxito según la RAE.

Desde pequeños, se nos educa para que alcancemos el éxito, se nos fomenta sacar las mejores notas posibles, lograr las máximas posiciones en los deportes o triunfar en cualquier cosa que nos dispongamos a realizar, y así, a medida que vamos creciendo, vamos tratando de encontrar lo que vulgarmente se conoce como “La Clave del Éxito”. Pero, ¿existe realmente una clave? ¿a caso Bill Gates, Amancio Ortega o Usain Bolt hicieron algo que a los demás se nos escape? ¿quién les ha enseñado a ellos esa “clave” para lograr ese crecimiento profesional tan grande? No tenemos una respuesta a ello, sin embargo, sí que puedo dar algunos ejemplos de hábitos o costumbres que posiblemente evitaron, ya que lo único que hacen es no permitirnos crecer profesionalmente, es decir, no lograr alcanzar ese éxito profesional tan esperado.

7 hábitos que nos alejan del éxito

En primer lugar, podríamos decir que todos ellos son personas constantes, que no aplazan las tareas y que cuando encuentran un problema tratan de buscar una solución: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, es un refrán que nos ha perseguido a todos desde tiempos inmemorables, y sin duda una de los mejores consejos para alcanzar el éxito. El trabajo, la constancia, el esfuerzo, la dedicación… son factores fundamentales para la prosperidad de cualquier empresa o trabajo.

Así mismo, es muy importante dejar de lado todo aquello que pueda alejarnos de nuestros objetivos: especialmente en el mundo en el que vivimos, la realidad 2.0, las redes sociales, las plataformas de entretenimiento como Youtube o Netflix, las miles de publicaciones en los blogs que aparecen cada día… nos consiguen distraer a la vez que navegamos por internet haciendo que nuestra atención no se centre en aquello que es más importante. Por ello, hay que tratar de evitar todas estas páginas durante las horas de trabajo.

Otro hecho que nos impide llegar al éxito es, aunque pueda resultar sorprendente, la simple acción de mirar todo el rato el e-mail o correo. A pesar de que es una realidad la necesidad de mirar el correo para trabajar, no es sinónimo de que haya que refrescarlo cada cinco minutos. Por supuesto que en ocasiones estamos esperando un correo fundamental para poder continuar trabajando, sin embargo, la mayoría de las veces lo hacemos simple y llanamente como un mecanismo automatizado, mostrando, de alguna manera, una falta de interés y concentración sobre la tarea que estamos realizando en ese momento.

Además, también podríamos hacer uso del refrán “menos es más” como uno de los hábitos que nos ralentizan en nuestro camino hacia el éxito. A pesar de que habitualmente se asocie a la decoración o la moda, este dicho lo podríamos perfectamente relacionar con el mundo empresarial. El hecho de querer abarcar todas las tareas posibles no significa que las mismas se hagan bien, sino que es muy común que suceda precisamente lo contrario, pues cuantas más cosas se pretenden realizar al mismo tiempo, peores resultados se suelen obtener. Este hábito quedaría directamente relacionado con el desarrollo de actividades o tareas muy distintas entre sí al mismo tiempo, lo que se conoce como “multitasking”. Aunque pueda funcionar, generalmente es preferible centrarse en un determinado sector o actividades y permitir que otros se encarguen de aquellas que desempeñan mejor.

No menos importante es la actitud con la que nos enfrentamos a la vida o a los problemas que se nos interponen. Ver las cosas desde un­a perspectiva positiva o negativa es un factor clave en cuanto al éxito laboral y el crecimiento profesional, así como no culpar a los demás de los posibles fracasos, ya que es importante asumir las responsabilidades y ser consciente de cada situación. Por supuesto que podemos tener miedo, pero no por ello debemos ser negativos o podemos permitir que nos paralice. Es importante ser consciente de nuestras capacidades y nuestro potencial, así como saber que las cosas no siempre siguen el camino esperado y que hay que saber adaptarse a las circunstancias y reinventarse.

Por último, hablar mucho y creer que ya se sabe todo y que no hay elementos que pulir es otro grave error, pues no debemos olvidar que la gente exitosa busca escuchar y aprender de las experiencias de los demás y así poder mejorar día a día en las tareas que desempeña.

Cabe recalcar que, tras haber analizado los diferentes hábitos que nos pueden alejar del éxito profesional, no podemos olvidarnos que el éxito, aunque generalmente lo asociemos al ámbito laboral, está estrechamente ligado a nuestra vida social y familiar, por lo que es importante saber encontrar un equilibrio entre ambos mundos para conseguir lograr alcanzar entonces el éxito absoluto.

Escrito por Ana Ortiz | Marketing Assitant


  • En la actualidad 2.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 2/5

COMENTARIOS

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas