MyTSP

Cómo trabajar exitosamente con amigos, familia o tu pareja

 

Trabajar con amigos, familia o tu pareja es un tema que en las empresas se obvia y que algunas incluso prohíben o por lo menos prefieren evitar. La verdad es que algo tan agradable como trabajar con alguien en quien confías y con quien tienes buena relación se puede convertir en una de las situaciones más difíciles de gestionar en el trabajo.

He trabajo en diversas empresas, algunas de las cuales prohibían una relación entre trabajadores, formando incluso parte del código de conducta. No creo que la prohibición sea la mejor forma de lidiar con este tema y menos en empresas donde la media de edad es de 30 años (o incluso por debajo), donde los trabajadores pasan una media 8 a 10 horas al día juntos (más que con sus respectivas familias) y sabiendo que, según estudios recientes, un 33% de los trabajadores se muestran dispuestos a tener un idilio con un compañero de trabajo ¡incluyendo su jefe!

Todos sabemos que tener una buena relación con tus compañeros de trabajo es algo que no sólo lo hace más llevadero, sino que es propicio a la creatividad, a la evolución y a una mejor productividad. Las empresas que fomentan una buena relación y un buen ambiente de trabajo son más atractivas. Pero, ¿qué es lo que pasa cuando esa relación profesional se convierte en una relación personal? Muchas veces los trabajadores no saben cómo actuar y es allí cuando empiezan a surgir los problemas. Más de la mitad de estos profesionales prefieren, en un primer momento, ocultar esa relación y es fácil de entender el porqué. Os doy las 5 razones principales:

1. No tiene sentido que tu jefe conozca antes que tus amigos o tu familia que tienes una relación con alguien de la empresa
2. No sabes cómo los demás compañeros de trabajo van a reaccionar ante esta relación
3. No siempre estás seguro de que una relación vaya a funcionar, por lo que no sabes si vale la pena el “riesgo”
4. No sabes qué podría pasar si/cuando esta relación termine, porque si trabajar con una pareja puede ser complicado, trabajar con una expareja no tiene que ser mejor
5. Siempre hay el miedo a que te vean menos profesional por haber “mezclado” temas profesionales con temas personales
Cómo trabajar exitosamente con amigos, familia o tu pareja
No obstante, y a pesar de todas las desventajas que parecen existir, un rápido sondeo entre los compañeros que tenemos al lado nos permite entender que todos conocemos a alguien que, en algún momento de su vida profesional, conoció por lo menos a alguien que sabe que haya tenido una relación con un compañero de trabajo. Y, si no conocemos, seguro que muchos tenemos en el trabajo a alguno o algunos de nuestros mejores amigos con quien vamos a tomar unas cañas o nos vamos de vacaciones. Algo no demasiado complicado cuando se entra o se crece juntos en la empresa.

Pero, ¿qué pasa cuando nuestro jefe/a es nuestro gran amigo/a o cuando nos reportan personas a quien tenemos un cariño especial y los demás lo saben? Aquí entramos en otro campo, donde me gustaría dejar algunas claves para gestionar a amigos ya que desde mi experiencia me he encontrado en varias ocasiones con esta situación e incluso me ha llegado a tocar despedir a algunos amigos, situación dura pero que forma parte del trabajo.

Las claves para gestionar a amigos y pareja en el trabajo son:
1. Tener claro que trabajar con gente con quien tienes una relación más allá de la profesional no es fácil de gestionar
2. Si se trata de una relación que se hace pública, no cambiar los hábitos y comportamientos que has tenido hasta entonces
3. No procurar defender demasiado las decisiones que involucren a esas personas
4. Ofrecer un trato igual a todos, tanto en lo bueno como en lo malo
5. No hace falta no hablar de trabajo en casa (sería contranatural hacerlo). Eso sí, saber cuándo hablar y marcar límites
6. Ser un profesional íntegro y mantener la confidencialidad: ciertas relaciones pueden hacer que a veces sepas información confidencial pero jamás uno debe beneficiarse de ello
7. Jamás sentirse inferior si eres “la pareja del jefe” porque aunque alguno te vea así, eres un profesional y vales por lo que haces
8. Actuar con normalidad y saber gestionar la situación como algo normal que existe en varias empresas
9. Creer en las ventajas y beneficios de trabajar con personas en quien confías y transmitir lo bueno que eso es para la empresa
10. Desdramatizar y desvalorizar cualquier actitud poco profesional hacia quien tiene una relación personal con alguien en el trabajo. Uno es libre de relacionarse con quien le guste
Centrándome en el tema sobre lo que se debe y no hablar entre pareja sobre trabajo, hay que entender que en la pareja, trabaje junta o no, se debe hablar del trabajo ya sean problemas profesionales o lo que pasó en el día a día. Todas las parejas lo hacen. Lo importante aquí es entender que cuando uno escucha a su pareja y luego emite una opinión lo debe de hacer como pareja, y nunca como compañero de trabajo. Lo que se habla fuera del trabajo, nunca debe ser considerado conversación profesional ya sea con amigos, familia o pareja. Hoy en día, con los horarios y flexibilidad de horario que existen, con los chats y whatsapp todo es más difícil de entender, pero en circunstancias normales nadie tendría una conversación profesional fuera del entorno y horarios de trabajo.

En mi vida profesional tuve la oportunidad de trabajar con grandes amigos, de hacer grandes amigos en el trabajo, de trabajar con familiares e incluso de trabajar con mi mujer. De todas las experiencias que tuve, no me arrepiento de ninguna y tengo claro incluso que gran parte de mi éxito profesional se debe a ellos. Es por eso que soy un gran defensor de trabajar con personas en quien confíes pero siempre has de entender que, por muy amigos que seáis y mucha confianza que les tengas, son profesionales que cometen sus errores y que tú también los cometes, por lo que más de una vez podrás defraudarles, y esos momentos van a ser muy duros y tener aún más consecuencias, porque a pesar de que le “falles” a un compañero de trabajo, te sabrá especialmente mal porque es tu amigo, familiar o pareja. Aun así, y pese a que debes ser consciente de ello, las ventajas de trabajar con alguien “especial” para ti en el campo personal son múltiples:
1. Puedes pasar más tiempo con esas personas y, aunque sea en el trabajo, siempre es bueno saber que están ahí
2. Puedes dar y recibir buenos consejos porque sabes que esas personas se preocupan por ti y te importan
3. Podrás apostar por personas que sabes que no van a querer defraudarte, porque las consecuencias de que las cosas vayan mal son más elevadas
4. Trabajar en una empresa donde existen amigos o parejas es algo que beneficia el ambiente laboral, porque se trata de una empresa flexible, abierta y moderna
5. La existencia de situaciones como estas fomenta la comunicación, la confianza y aumentan la productividad

Lo ideal a nivel de empresa es que la misma no “interfiera” en las cuestiones sentimentales de sus trabajadores. La empresa no puede tomar decisiones organizativas o disciplinarias con base en las relaciones de amistad o sentimentales que puedan existir entre sus trabajadores, por mucho que la cultura de la empresa no “apruebe” estos casos o que haya reglas no escritas sobre el tema.

Creo sinceramente que empresas que tienen un abordaje positivo y abierto sobre este tema, son empresas en las cuales los trabajadores son más felices y, hoy en día, la felicidad en el trabajo es uno de los aspectos más valorados a la hora de elegir un empleo.

Que la empresa no separe lo que la amistad o el amor han unido


  • En la actualidad 2.44/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 2.4/5

COMENTARIOS

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas