MyTSP

Factores a tener en cuenta a la hora de buscar trabajo

 

Con el paso del tiempo, la mentalidad de las personas cambia y con ello nuestra manera de ver la vida. Acostumbrados a historias de familiares que han estado 30, 40 o incluso 50 años en un mismo sitio desempeñando la misma labor, a día de hoy permanecer un periodo de tiempo tan largo en una empresa parece algo inconcebible.

Por ello, de vez en cuando surge en las mentes de los trabajadores la idea de cambiarse de empresa, de dar un cambio a su vida, o puede que sin desearlo se vean forzados a realizar ese tipo de cambio. Llegan entonces los conflictos internos y las dudas sobre cuál será la decisión más acertada.

Cuando se nos plantea un cambio de trabajo, sin duda el salario es un factor muy importante. Cuánto se va a ganar y si será suficiente para llevar el estilo de vida que se desea es uno de los elementos principales a la hora de seleccionar el nuevo empleo. No obstante, y cada vez más, se le da mayor importancia a lo que se conoce como “salario mental”. Este salario mental incluiría no solo la remuneración dineraria, también hace referencia al reconocimiento personal del trabajador, así como la posibilidad de crecimiento dentro de la empresa, la flexibilidad horaria, permisos especiales o la compatibilidad de la vida laboral con la vida personal de cada uno de los trabajadores, ya que tener tiempo después de trabajar para pasar un rato con los amigos, los familiares o realizar algún hobbie está cada vez más demandado.

Por ello, cuando estamos ante la opción de escoger un trabajo u otro, debemos tratar de recapacitar y analizar aquello que nos puede aportar.

Factores a tener en cuenta a la hora de buscar trabajo - TSP Blog

Además del salario, no menos importante son otros factores como las tareas que se van a desempeñar en el trabajo. Cuando se realizan las cosas por gusto, o al menos disfrutando de lo que se hace, el trabajo suele salir bien; si por el contrario nos sentimos obligados o forzados, es muy probable que no demos el 100% de nosotros mismos ya que no nos sentimos motivados a realizarlo. Hay que tener también en cuenta los recursos con los que se van a contar, ya que puede darse la situación que una persona esté motivada y quiera dar lo mejor de sí mismo pero no cuenta con los materiales necesarios y en consecuencia acabe frustrándose.

La distancia al trabajo es también otro factor fundamental. Quizás si vivimos en ciudades grandes estemos acostumbrados a tardar una hora o incluso más para llegar a nuestro lugar de destino. Sin embargo, en ciudades pequeñas las distancias tan largas pueden llegar a resultar pesadas, no solamente por el tiempo, sino los gastos elevados que puede suponer como la gasolina, los peajes o el transporte público. Sin olvidar que el cambio de trabajo puede también suponer un cambio de ciudad o de país, teniendo que valorar si compensa ese traslado y si habría que hacer también a otras personas desplazarse con nosotros.

Además, siempre hay que tratar de ser fiel a uno mismo en la medida de lo posible, por lo que analizar la empresa, sus valores, lo que persigue, el ambiente de la misma, la compatibilidad con nuestra manera de ver el mundo y la vida… puede ser una herramienta que nos ayude a aclararnos a cerca de la decisión a tomar.

Una de las opciones que mejor suele funcionar a la hora de escoger un trabajo, a pesar de lo poco profesional que pueda parecer es, sin duda, seguir la intuición de uno mismo. Puede que escuchemos consejos, opiniones, experiencias… pero somos nosotros los que mejor nos conocemos y sabemos lo que una nueva oportunidad nos ha llegado a transmitir. Por ello, si algo nos da confianza y creemos que puede salir bien, hay que luchar e ir a por ello, trabajar duro y dar lo mejor de nosotros mismos, porque con esfuerzo y perseverancia, las cosas se pueden conseguir.

Evidentemente no siempre uno se encuentra en la situación de poder elegir el trabajo y detrás de una aplicación a una posición existe una necesidad de trabajo urgente, y está claro que no todos los factores tienen el mismo peso a la hora de tomar la decisión, así como que el peso de los mismos varía a lo largo de nuestra vida. Por ello, aconsejamos que cada persona analice detenidamente su situación, las distintas variables que puedan entrar a formar parte en la decisión, haga una reflexión sobre qué le aporta, una lista de “pros” y “contras” y si merece la pena ese cambio en su vida.

Escrito por Ana Ortiz | Marketing Assistant


  • En la actualidad 2.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 2/5

COMENTARIOS

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas