MyTSP

La importancia de saber venderse

 

La situación económica de los últimos años, aunque es cierto que cada vez va a mejor, ha provocado que la búsqueda de empleo se convierta en una tarea un tanto complicada, especialmente en determinados sectores como el de la construcción. Hemos tenido que aprender a prepararnos para enfrentarnos a un número reducido de puestos de trabajos con contrincantes muy preparados y en situaciones complejas, pero que nos garantizan experiencia y dinero. Por ello, para que nosotros seamos los escogidos entre todos los candidatos que han aplicado a la vacante, es muy importante saber venderse.

Aunque pueda sonar como algo cínico o superficial, saber venderse a uno mismo está hoy a la orden del día ¿o acaso alguien se atreve a decir que no es algo importante?

Cuando acudimos a cualquier entrevista de trabajo, lo primero que se ve de una persona es la imagen que transmite. Una buena presencia, higiene, ropa limpia, una sonrisa prevalecerá siempre sobre una imagen de una persona que no vaya bien arreglada, despeinada o que desprenda mal olor, ya que muestra una imagen de dejadez y de falta de interés que no gustará a los entrevistadores. Si habláramos de una metáfora, se podría igualar al momento de la compra de fruta: puede que una naranja esté muy buena en el interior, pero si por el contrario el exterior es mohoso y reblandecido, posiblemente nunca la elegiremos.

La importancia de saber venderse - TSP Blog

En el momento en que comience la entrevista es muy importante saber venderse, ya no con la imagen sino con nuestros actos y declaraciones. Esto no quiere decir que haya que mentir o fantasmear, simplemente saber ensalzar nuestras cualidades de manera sutil haciendo que nuestros defectos queden disminuidos. Por ello, la actitud que mostremos es básica, mostrando naturalidad y seguridad ante lo que decimos, conociendo bien todo aquello que está escrito tanto en nuestro CV como en nuestra carta de presentación. Además, es aconsejable que previamente, cualquier candidato se informe a cerca de la empresa a la que ha aplicado así como al puesto al que aspira, por lo que es bueno prepararse algunas posibles preguntas.

También es muy importante ser congruente con lo que decimos. Si a una pregunta respondemos que somos personas calmadas y que sabemos controlar bien las situaciones, y en otra pregunta que nos sintamos incómodos empezamos a perder los nervios y a mostrar inseguridad, no estaremos actuando acorde a nuestras palabras, por lo que nuestra credibilidad será anulada.

Recuerda que una imagen vale más que mil palabras y que como candidatos no dejamos de ser productos a comprar por las empresas, productos en los que invierten mucho tiempo y dinero y de los que esperan obtener los mejores resultados. Por ello, debemos identificar nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Una vez lo hayamos descubierto, bien por tener una imagen muy clara de nosotros mismos, bien por haber preguntado a los demás qué imagen transmitimos, debemos tratar de realzar lo positivo, siempre desde el lado de la humildad y con templanza.

Escrito por Ana Ortiz


  • En la actualidad 2.33/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 2.3/5

COMENTARIOS

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas