Iniciar Sesión
Crear una cuenta

¿Cómo afectará la inteligencia artificial en el mundo laboral?

 

¿Te has planteado alguna vez como sería nuestra vida laboral liderada por máquinas? Desde siempre, la especie humana ha soñado y ha trabajado con crear la perfecta inteligencia artificial, aunque muchos de ellos no son conscientes de lo que esto puede repercutir en el mundo laboral.

Denominamos inteligencia artificial a la facultad de razonamiento y desarrollo de conductas y actividades de un agente que no está vivo, conferida gracias al diseño y desarrollo de varios procesos estudiados y aplicados por los seres humanos, tal y como puede ser un robot. Esta inteligencia es creada para actuar como un ser humano, imitando las capacidades de la propia mente del hombre. Por lo tanto, es capaz de darse cuenta de los incidentes que hay a su alrededor, de procesar información y llegar a conclusiones resolutivas.

Cabe destacar que hay diversos tipos de inteligencia artificial:

  • - Sistemas que piensan como los seres humanos: pretenden imitar el pensamiento humano, es decir se basan en el funcionamiento del sistema nervioso.
  • - Sistemas que actúan como los seres humanos: se basan en el comportamiento humano, como puede ser un robot.
  • - Sistemas que piensan de modo racional: Se dedican al pensamiento lógico del hombre y razonan como expertos delante de un problema.
  • - Sistemas que actúan racionalmente: imitan totalmente el comportamiento humano de manera racional, percatándose del entorno, detectando ciertas incidencias y actuando en consecuencia a su resolución.

A raíz de varios estudios sobre la aplicación de la inteligencia artificial en las empresas, los resultados apuntan que muchas de éstas tienen falta de capacidades científicas para maximizar el valor de la tecnología, teniendo así obstáculos en su implementación. A pesar de eso, aún queda mucho tiempo de expansión ya que la adopción de la inteligencia artificial (IA) se encuentra en una primera fase (incluso en fase de planificación).

De hecho, más específicamente en un estudio realizado por SAS, revela que solo un 20% de las empresas europeas estarían preparadas para enfrentarse a la implementación de la IA con los adecuados equipos científicos de datos, mientras que otro porcentaje no sería capaz ya que no dispone del equipo necesario.

A pesar de que muchas empresas europeas encuestadas son optimistas respecto a la implementación de la inteligencia artificial, consideran que los efectos que comportan pueden ser la pérdida de puestos de trabajo o decantarse por desarrollar nuevas habilidades entre sus empleados a través de formaciones y conferencias.   

Por lo tanto, ¿consideraríamos a la inteligencia artificial como nuestra futura destructora de empleo? La respuesta es no. No hay que temer al desarrollo de las nuevas tecnologías, sino aprender a convivir con ello y adoptar la parte positiva de todo lo que aporta. De hecho, el objetivo principal de estos “robots” no es robarnos el empleo ni substituir al hombre físico, sino que trata de facilitar y reducir el tiempo de las tareas más rutinarias del ser humano, para que estos puedan centrarse en puestos de trabajo de mayor valor añadido.  

De esta manera, empleos de actividad monótona como el sector de la industria manufacturera, atención telefónica, cajero o vigilante de seguridad son más susceptibles de gestionarse futuramente por máquinas.

Pero por otro lado, a pesar de la posible pérdida de este tipo de empleos, la balanza gana en el incremento de nuevas oportunidades laborales relacionadas con categorías de profesionales altos y ligados a las nuevas tecnologías, como son la robótica, programación y comunicación entre máquinas. Además, esta realidad no solo afecta a las grandes empresas sino que también se asocia a las pequeñas organizaciones que deseen vincularse al mayor desarrollo de negocio.

Por lo tanto, combatir con la inteligencia artificial sí es posible, ya que hay habilidades características del ser humano que ninguna maquina puede substituir, como la creatividad y la buena comunicación. Así pues, la solución es integrar a pequeños rasgos la inteligencia artificial en los departamentos de cada empresa, incorporando a nuevos empleados con altas capacidades para gestionar esta revolución tecnológica, a pesar de la posible carencia de oferta y demanda de este tipo de puestos.

Escrito por Laura Molas | Marketing Specialist


  • En la actualidad 2.33/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 2.3/5

COMENTARIOS

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas