Iniciar Sesión
Crear una cuenta

Cómo afrontar la barrera entre un jefe y un amigo

 

La mayoría de los trabajadores pasan más tiempo en la oficina que disfrutando de su tiempo libre. Lo mismo ocurre con la gente que te rodea, ya que acabas compartiendo más horas con tus compañeros de trabajo que con tu familia o amigos íntimos.

Tener un equipo en el que confiar y trabajar a gusto es muy importante para impartir un liderazgo ágil y alcanzar los objetivos de la compañía, ¿pero qué pasaría si acabas creando una relación de amistad con alguno de tus empleados?

Tener una buena relación entre jefe y empleado genera aspectos positivos como el aumento de sentimiento de equipo, una comunicación más fluida, comodidad a la hora de emplear tareas y un posible aumento de la productividad. De todas formas, no hay que cruzar la línea entre un jefe y un empleado, ya que por encima de esta amistad hay una relación profesional que puede influir en el trabajo.

Para que puedas tener una buena relación de amistad con alguno de tus empleados pero a la vez saber hasta qué punto puedes dar, ¡echa un vistazo a nuestros consejos!

Evita algunos temas “tabú”
Tanto en las relaciones de amistad como de trabajo hay ciertos temas que pueden afectar negativamente a la hora de trabajar. A pesar de que un jefe y un trabajador pueden ser buenos amigos, hay que tener cuidado con temas tabú, sobre todo con afiliaciones políticas, creencias religiosas, orientación sexual o problemas monetarios.

Cuidado con cierta información personal
Al pasar tantas horas compartiendo información en la oficina es normal que acabes contando historias de tu vida personal. De todas formas, cuando se trata de problemas personales que afectan en el trabajo lo mejor es dejarlo tratar al departamento de Recursos Humanos, para así evitar traspasar la línea entre un jefe y un amigo. Si ese amigo comparte demasiados aspectos de su vida personal durante la jornada, lo mejor es que educadamente sugieras que es mejor no discutir sobre estos temas en el trabajo.

Separa vida social y profesional
Realizar team buildings o quedadas después del trabajo para mejorar la relación entre los empleados es una genial idea para incentivar la productividad en la empresa. Sin embargo, no es lo mismo ir a cenar para celebrar un cumpleaños o un aumento de sueldo que salir de fiesta con tu empleado. Por muy estrecha que pueda ser vuestra relación, puede ser que al volver del fin de semana el trato demasiado cercano que se haya podido crear pueda ser un problema para el liderazgo del equipo.

Vigila con las redes sociales
Tener a tu empleado agregado en las redes sociales no es malo, pero es muy importante tenerlo presente para saber qué contenido es el adecuado para compartir. Además, la disponibilidad total que tienen estas estructuras sociales puede provocar grandes problemas que influirán en la barrera entre un jefe y un amigo.
 

Escrito por Laura Molas | Marketing Specialist


  • En la actualidad 3.67/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Clasificación: 3.7/5

COMENTARIOS

AÑADE UN NUEVO COMENTARIO


Su nombre: *
Su e-mail:
(No se mostrará)
Su comentario: *
Seguridad: *

TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas