Iniciar Sesión
Crear una cuenta

Garantizar la motivación de tus empleados

 

Hoy por hoy, casi todas las empresas quieren en sus equipos a personas proactivas y constantes en su trabajo pero ¿están estas empresas empleando sistemas de trabajo adecuados para ello o depende de cómo es la persona?

Las personas no son “constantes” o “vagas”. En todo caso, se comportan de forma constante o no dependiendo del contexto en el que están y de su historia previa. Por eso, una persona puede ser constante cuando tiene que realizar una entrega a un cliente, planteando una estrategia para llegar a tiempo, pero puede no serlo para comer fruta todas las mañanas tal y como le ha recomendado el médico. Es por ello que en este blog descubriremos por qué sucede esto y de qué depende.

Para empezar, siguiendo las leyes del aprendizaje por las que nos regimos los seres humanos, las consecuencias de nuestros actos están directamente relacionadas con cómo actuamos y pensamos en relación a un contexto.

Destacaríamos en esta ocasión la técnica del reforzamiento. Esta sirve para aumentar una conducta objetivo que nos interesa, ya sea en tiempo o en cantidad. Por ejemplo, si queremos aumentar el número de ventas de un comercial y cada cuatrimestre que llegue a objetivos le obsequiamos con una comisión (dinero), estaremos reforzando (premiando) esa conducta para que se vuelva a producir de nuevo en el futuro. Es por ello que la técnica del reforzamiento es vital para que una persona se sienta motivada en su trabajo.

En el contexto laboral, existen reforzadores generales ligados a las necesidades humanas que son insaciables como pueden ser el dinero y la atención social, pero también existen reforzadores específicos para cada persona que no tienen que ser necesariamente reforzadores para otras. Por ello, cuando queremos reforzar una determinada conducta en un trabajador, conviene utilizar reforzadores generales o investigar acerca de lo que sería para dicha persona un reforzador.

Los reforzamientos pueden ser positivo (+) o negativo (-) pero ambos incrementan la conducta objetivo. Los primeros (+) consisten en dar algo que la persona desea, como por ejemplo hacer un reconocimiento social en la empresa destacando que un trabajador ha sido el mejor vendedor del mes. En los segundos, el reforzamiento (-), se trata de quitar algo que a la persona no le gusta o quiere evitar. Por ejemplo, automatizar una tarea repetitiva, ahorrando tiempo al trabajador.

A continuación, se comparten los dos programas simples de reforzamiento, su definición y funcionalidad a través de la siguiente gráfica:

Razón fija: Refuerzo tras conseguir un objetivo independientemente del número de intentos, promoviendo un desempeño estable alto. Por ejemplo, cada vez que se consigue una venta deteriminada, se obsequia al trabajador.

Razón variable: Refuerzo tras conseguir un objetivo asignando un número de intentos, promoviendo un desempeño muy alto. Por ejemplo, cada vez que un comercial obtiene al menos 4 ventas determinadas visitando a un máximo de 12 clientes, se le da un bonus.

Intervalo fijo: Refuerzo de un tiempo determinado, promoviendo un desempeño promedio. Por ejemplo, al final de cada trimestre el comercial recibe una variable por llegar al 85% de sus objetivos.

Intervalo variable: Refuerzo de un tiempo indeterminado, promoviendo un desempeño moderadamente alto. Por ejemplo, la empresa otorga reconocimiento social y obsequia a la persona que cumple con los procedimientos de calidad.

 

Teniendo en cuenta la situación actual, muchas empresas se han visto obligadas a incorporar el teletrabajo en su día a día, lo que ha supuesto un nuevo reto para conseguir que el trabajo siga adelante y sus trabajadores continúen motivados.

Hablando con trabajadores de diferentes sectores, se puede comprobar que muchas empresas han potenciado el engagement, pero otras no han sabido adaptarse a la nueva situación.

Por ello, en esta situación de incertidumbre, es fundamental ser más transparente que nunca con los trabajadores, transmitiendo un discurso con objetivos claros y dialogar teniendo en cuenta sus preocupaciones. Es el momento de crear nuevos hábitos sin dejar al margen la higiene digital y respetando los momentos de desconexión para que la fatiga y el estrés no interfieran en el rendimiento.


TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas