Iniciar Sesión
Crear una cuenta

Cómo enfrentarte a tus debilidades y fortalezas en una entrevista de trabajo

 

Seguro que en alguna ocasión en una entrevista de trabajo no te has librado de tener que contestar a las preguntas relacionadas con tus fortalezas y tus debilidades. Es una situación incómoda porque a muchas personas les cuesta hablar de sus virtudes y más aún de sus debilidades. Por eso, en este artículo descubrirás qué buscan los expertos de selección de personal y cómo enfrentarte a ellas.

Cuando te preguntan “¿Qué cualidades destacarías de ti?” o “¿Qué dirían de ti tus jefes o compañeros?”, lo que el entrevistador busca es saber cómo crees que eres y cuáles son tus valores en el entorno de trabajo para ver si encajas con los valores y la filosofía de la empresa y, obviamente, con un equipo en particular.

Para responder a estas cuestiones, no hay que pecar de egocentrismo; es importante ser humilde y sincero. Conviene que destaques tus puntos fuertes pero siempre relacionándolos con un entorno organizativo. Si has investigado sobre la empresa en cuestión antes de la entrevista y el entrevistador te ha dado información acerca de esta y del entorno de trabajo, te habrá dado pistas para que te vendas. Cuanto más específico seas en tus respuestas y sepas relacionarlo con la empresa, mayor es tu posibilidad de éxito. Por ello, es bueno acompañar tus cualidades con un breve ejemplo donde queda explícito que las tienes. Por ejemplo, "Me considero una persona solidaria con mis compañeros. Cuando he visto que han necesitado ayuda, suelo acercarme y ofrecérsela. Somos un equipo y me gusta que estemos apoyándonos para que el trabajo salga adelante."


Por último, plantéate qué puedes responder a la pregunta: “¿Cuáles son tus debilidades o defectos?” Es mejor evitar los términos defecto o debilidad, ya que tienden a asociarse con una connotación negativa, por eso hay que focalizarse en los aspectos a mejorar. La finalidad de esta pregunta es ver si eres consciente de qué áreas necesitas mejorar y si pones un remedio para hacerlo. Si no sabes indicar ningún defecto a tu entrevistador, esto demuestra que, o bien no conoces tus puntos a mejorar y por lo tanto no los fortaleces, o bien, pretendes ofrecer una idea de persona perfecta que no te ayudará en la valoración.

Huye de la respuesta “soy demasiado perfeccionista”. La usan muchas personas y no suena como algo verdadero.  Debes dar una respuesta y, como en las fortalezas, acompañada de una explicación, ésta dejará ver tu capacidad de análisis y superación de problemas así como tu honestidad. Una respuesta acertada sería: "Soy una persona a la que me solía costar acabar a tiempo todas las tareas que tengo que hacer a lo largo de la semana. Por eso, me compré una agenda donde me programo cada lunes las tareas que debo acabar cada día, siendo realista del tiempo que voy a tener para realizarlas y así, si me sobra tiempo, puedo adelantar trabajo del día siguiente para que no se me acumule."

Por todo esto, antes de una entrevista de trabajo, es muy importante que la prepares pensando y reflexionando acerca de tus puntos fuertes y áreas de mejora. No des respuestas generales o ejemplos que encuentres en listas que no aportan información, ya que la persona entrevistadora indagará en por qué crees que lo eres y notará que no estás siendo sincero/a.

Por otro lado, también es fundamental preparar en otros puntos la entrevista de trabajo como buscar información sobre la empresa e informarte sobre sus valores y filosofía.

Puedes encontrar otros blogs donde podrás ver cómo hacerlo.


TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas