Iniciar Sesión
Crear una cuenta

Comunicación online para impulsar tu marca

 

En el mundo digital en el que vivimos, muchas empresas están dejando atrás los espacios físicos para alojarse en la web, es decir, se están convirtiendo en e-commerces. Este hecho ha provocado cambios, entre otras muchas cosas, en la forma en que las empresas enfocan sus estrategias publicitarias. Ahora, utilizar canales online en lugar de los tradicionales (como la televisión o el periódico) resulta más atractivo y más económico.

Poco importa si llevas a cabo tu actividad en un espacio físico o a través de Internet, desarrollar una estrategia de comunicación online puede llevarte a lo más alto en cuanto a ventas se refiere. La base de una buena estrategia de comunicación es saber transmitir lo que quieres que tus clientes perciban de tu producto y relacionarte con ellos. Esto se consigue principalmente impulsando tu marca mediante una buena imagen.

El desarrollo del marketing online ha permitido que tanto pequeñas como grandes marcas puedan acercarse a sus clientes de una manera sencilla a través de distintos canales online, lo que supone menores costes y un ahorro de tiempo considerable.

Sin embargo, Internet es peligroso, y llevar a cabo una estrategia de comunicación eficiente no es tarea fácil. No siempre puede resultar productiva. Si quieres saber cómo usar la comunicación online para impulsar tu marca de manera exitosa, toma nota de los siguientes consejos.

Fija tus objetivos
Es importante precisar dónde queremos llegar y qué queremos conseguir. Esto es fundamental antes de delimitar e implementar cualquier estrategia. En este caso concreto, lo que queremos es impulsar nuestra marca a través de la comunicación online, es decir, utilizar herramientas de comunicación por Internet para fidelizar a nuestros clientes. Si tenemos un objetivo y nos desviamos del mismo, siempre será mucho más fácil reconducir nuestra estrategia que si no lo tuviésemos.
 


Define una estrategia de comunicación

Aunque parezca redundante, es importante que definas tu estrategia, es decir, cómo vas a conseguir tu objetivo. Con esto nos referimos a diseñar un plan. Cómo quieres transmitir tu imagen de marca. Para ello, es necesario hacerte algunas preguntas, como por ejemplo:

  • - ¿A qué público me quiero dirigir?
  • - ¿Qué canales utiliza este público?
  • - ¿Cuento con los medios necesarios para desarrollar una buena comunicación online?
  • - ¿Cuáles son las necesidades presentes (y futuras) de mis clientes?
  • - ¿Cómo puedo crear (o mejorar) la imagen de mi marca?

Obviamente hay muchas más preguntas que puedes hacerte, pero eso dependerá de tus necesidades y de hasta dónde quieres llegar.
 

Basa tu estrategia en lo que eres y en lo que quieres mostrar
Aunque las marcas no pueden hablar, transmiten mucho más de lo que creemos. Una empresa debe trabajar en el mensaje que le llegará a sus clientes. Éste debe ser lo más fiel posible a la realidad, ya que representan a tu organización. Transmitir un atributo falso puede suponer la pérdida de clientes, ya que se sentirán engañados, a la vez que tu imagen, y con ella tu marca, “se mancharán”.

Encuentra un elemento diferenciador
Analizar la competencia en tu sector y encontrar qué es distinto puede suponer una ventaja para tu negocio. Estos elementos harán que las personas perciban tu empresa como diferente, y es posible que incluso terminen por convertirse en clientes.

Una buena forma de ser distinto a ojos de tus clientes es contar con un botón “Click to Speak” en tu web, que realizará una llamada gratuita y la recibirás a través de tu centralita telefónica IP. Así, cuando los usuarios estén navegando por tu página podrán contactarte directamente desde su dispositivo en cualquier parte del mundo.

Identifica los canales de comunicación que necesitas

Existen numerosos canales de comunicación online, como la web, el chat online, las redes sociales, blogs, atención al cliente… Este último canal a veces pasa desapercibido, pero es mucho más importante de lo que creemos. No se utiliza simplemente cuando el cliente tiene un problema o quiere información. Si tenemos un buen servicio, un cliente insatisfecho puede convertirse en uno contento, lo que llevará a convertirlo en protector de tu marca, especialmente si se lo ponemos fácil para contactarte a través de la web.

Explota al máximo el canal que has elegido
El mundo de la comunicación online ofrece muchas posibilidades. Si has decidido usar las redes sociales para impulsar tu marca, utilízalas para hacer sorteos. Si has optado por un blog, crea artículos y publicaciones de consejos y contenido relacionado con tu producto. Si has optado por la atención al cliente, la mejor manera podría ser contar con un servicio de telefonía para empresas para gestionar tus llamadas a través de Internet y que la comunicación sea más rápida y fluida. Las posibilidades son infinitas. Simplemente tienes que poner un poco de imaginación y encontrar la solución que mejor se adapte a ti.

Cambia lo que no funciona
Lo más importante en estos casos es revisar continuamente lo que tenemos actualmente. Hay ocasiones en las que nos empeñamos en introducir cosas nuevas y aun así seguimos sin lograr posicionar nuestra marca en lo más alto. En estos casos lo mejor es cambiar la perspectiva e intentar encontrar el fallo en los recursos que ya tenemos y hacer cambios allá donde se necesite.

En definitiva…
Los canales de comunicación online están permitiendo que las relaciones con el consumidor sean más directas. Así, las empresas y sus marcas pueden darse a conocer de manera sencilla, llegando a crear en muchas ocasiones, seguidores de su producto (lo que se conoce como comunidad de marca).

Con estos sencillos consejos dispones de la información necesaria para transmitir a tus consumidores lo que eres y lo que representa tu empresa.


TALENT SEARCH PEOPLE S.L.
Placement agency Nº 9900000357
Ver ofertas