#TalentBlog

Cómo afrontar una entrevista de trabajo

25 Noviembre 2021

Antes de la entrevista

 
  1. Realiza una investigación previa sobre la empresa
Es importante que antes de la entrevista te informes sobre la empresa, a qué se dedica, cual es su misión y sus valores, su historia y los objetivos de futuro que tienen. La página web y las redes sociales son una buena fuente de información para conocer aspectos relacionados con la empresa, tanto interna como externamente.
Conocer los aspectos relevantes de la empresa te ayudará a identificarte con la cultura empresarial y saber reconocer tus puntos fuertes y débiles frente a esta.

 
  1. Haz un listado de tus puntos fuertes y puntos débiles y prepara argumentos para defenderlos.
Es posible que en determinados momentos te enfrentes a preguntas incomodas o difíciles de responder, en estos casos, deberás responder con diplomacia y sinceridad. Si identificas cuales son tus puntos débiles estarás preparado para reconducirlos hacia tus fortalezas. Esto hará que el entrevistador perciba que tienes claras cuales son tus carencias y por tanto sabes como trabajar para convertirlas en puntos fuertes.
 
  1. Actualiza tus perfiles online y tu CV, y prepara una copia impresa de tu CV para llevarla a la entrevista si es presencial.
Es imprescindible que tengas tus perfiles y currículum vitae actualizados cuando estás en búsqueda activa de trabajo. Repasa toda la información para que esté totalmente actualizada, no mientas con tus experiencias y filtra aquello que es relevante para el puesto al que aplicas.
El currículum es lo primero que un recruiter va a recibir sobre ti y muchas veces puede llevar a una idea equivocada sobre tu perfil, por ello es importante que lo trabajes en detalle, no solo para que muestre tu experiencia sino otros detalles sobre tu personalidad. Un currículum desordenado o desestructurado puede llevarte a perder oportunidades.
Si vas a ir a una entrevista presencial, lleva una copia impresa de tu CV a menos que el entrevistador te haya dicho que no es necesario. Esto mostrará tu interés por el puesto y te ayudará a conducir de forma ordenada la parte de la entrevista en la que hables de tu experiencia.
Si necesitas ayuda con tu currículim, haz clic aquí y descubre algunos tips para redactarlo.

 
  1. Prepara una vestimenta acorde al puesto de trabajo y las características de la empresa
Los cinco primeros minutos en una entrevista son los mas relevantes, por eso te aconsejamos buscar un look que ayude a causar una buena impresión. Si has investigado sobre la empresa a la que optas, habrás podido descubrir el tipo de vestimenta que suelen utilizar los empleados de esta. Es importante que tu apariencia muestre que puedes encajar en el perfil que se está buscando cubrir.

Durante la entrevista

 
  1. Cuida tu postura corporal y tu vocabulario no verbal
Es importante que una vez en la entrevista, transmitas tanto con tu vocabulario como con tu lenguaje corporal. Tu postura debe ser recta y natural.
Las manos deben estar siempre al alcance de la vista, pero sin transmitir gestos exagerados, estos pueden transmitir nerviosismo o hacer creer al entrevistador que intentas exagerar tu discurso.

 
  1. Escucha atentamente las preguntas del entrevistador y respóndelas de forma clara y concisa.
Mantén la atención en lo que el entrevistador explica. Estar concentrado te ayudará a enfocar tu discurso hacia las necesidades que busca cubrir la empresa. No interrumpas y espera tu turno para hacer tus aportaciones. Es importante que tu discurso sea claro y te expliques con seguridad, eso hará que el entrevistador perciba que realmente dominas la situación.  
 
  1. Evita hablar negativamente de tu trabajo actual o anterior y de por qué quieres cambiar.
Dar malas referencias de tus anteriores empleos o motivos negativos por los que quieres cambiar de empleo no es una buena estrategia. Al contrario de lo que pretendes, darán una mala imagen sobre ti en lugar de sobre tu empresa anterior. Evita exponer los aspectos que te disgustaron sobre tu anterior empleo y enfócalo como algo de lo que te gustaría alejarte o modificar y expón el motivo de forma coherente y argumentada.
 
  1. Sé sincero y no mientas
No trates de hacer creer al entrevistador que tienes experiencia en algunos campos si no es verdad. Si te preguntan por algunos conceptos desconocidos, no pasa nada por decir que los desconoces. Lo importante es hacerlo siempre con una actitud proactiva y positiva, transmitiendo al entrevistador que, aunque desconoces el tema, estás dispuesto a formarte o investigar sobre ello.
 
  1. Sé tú mismo
En la mayoría de los casos no se busca únicamente un perfil concreto que tenga todas las aptitudes de la posición que se pretende cubrir. La mayoría de las veces, el recruiter trata de analizar a los candidatos más allá de sus conocimientos para saber si su personalidad encaja con la de la empresa y si será capaz de adaptarse a las dinámicas de trabajo establecidas. Mostrar tu personalidad es algo positivo que ayudará al entrevistador a ver si tienes carisma y a generar un vínculo personal contigo.
 
  1. Demuestra interés y haz preguntas sobre las dudas que tengas
Hacer preguntas en una entrevista no es solo algo positivo, es algo imprescindible. Hacer preguntas sobre la empresa, de donde viene, sus objetivos de futuro, su visión, cómo se trabaja en la compañía, es algo que te ayudará a conocer el espíritu de esta y si encajas y te interesa trabajar en ella.
En una entrevista, no es únicamente el candidato el que debe superar la prueba, también es el propio candidato el que deberá analizar la oportunidad y valorar si esta encaja con sus aspiraciones y preferencias laborales. Para tomar una buena decisión, es imprescindible conocer a la empresa.

Después de la entrevista

 
  1. Haz una valoración personal de como ha ido la entrevista
Una vez terminada, valora aquellos aspectos de la entrevista que consideras que han sido positivos y aquellos que hace falta mejorar. Esto te ayudará a tener en cuenta qué factores te dificultan las entrevistas y por tanto podrás focalizar en mejorarlos.
 
  1. Haz seguimiento del proceso de selección
Algunos procesos de selección pueden ser largos debido a muchos factores. Si no obtienes respuesta pasados unos días, no tengas miedo a escribir al entrevistador para saber cómo va el proceso, así como para recibir feedback de tu entrevista.
 
  1. Responde a los mails:
Si el reclutador te escribe por mail para decirte que has sido descartado del proceso, responde agradeciendo la entrevista y el tiempodedicado a conocerte. También puedes pedir una opinión sobre el motivo por el que se te ha descartado para seguir trabajando en ello.

Si estás buscando una nueva oportunidad laboral, haz clic aquí y accede a todas nuestras ofertas e inscríbete. ¡Te estamos buscando!

 

Blogs Relacionadas

#TSPBlog
5 Tips para conseguir trabajo rápido

5 Tips para conseguir trabajo rápido

8 Noviembre 2021
Ver todos los blogs